Idioma | Language

 Català       
      

Butlletí Informatiu

Si voleu rebre el nostre butlletí sobre el Caucas i la Federació Russa, ompliu el següent formulari
De nuevo “elecciones” en Chechenia PDF Imprimeix Correu electrònic
Txetxènia - Política, economia i relacions internacionals
Dissabte, 18 d'octubre de 2008 19:12

Tags: eleccions | Kadírov | Txetxènia

Aunque las elecciones se han convertido en una pura formalidad en Rusia, hay temas interesantes relacionados con la campaña electoral en Chechenia, que ilustran la mar de bien algunas tendencias políticas dominantes en el país.

Sin duda, Chechenia es un buen campo de prueba para el nuevo modelo parlamentario, puesto que la república es capaz de demostrar sin demasiado jaleo cualquier resultado ordenado desde arriba.

Por muchos defectos que tenga, ni los críticos más vehementes de Ramzan Kadirov pueden reprocharle que gobierne en medio de un caos político: en Chechenia los resultados de las elecciones se saben por adelantado, incluso el consejero del presidente Timur Alíev es capaz de predecir el porcentaje exacto de votos que obtendrá cada partido. En una entrevista al periódico ruso “Argumenti i Fakti”, Aliév comentó que “Rusia Unida tiene por objetivo obtener como mínimo el 90 % de votos en las elecciones parlamentarias chechenas. Creo que así será (con un par de puntos más o menos) ya que de hecho, la lista chehena de este partido está presidida por Ramzan Kadirov. Y es posible que el partido Rusia Justa obtenga unos cuantos escaños en el parlamento”.

Y así fue. Rusia Unida obtuvo un 88,4% de votos, mientras que Rusia Justa, un 9,2 %. Si lo convertimos en escaños parlamentarios, la cifra representa una relación de 37 contra 4.

Dos días antes de votar, Ramzan Kadirov soltó una broma que atrajo mucha atención: dijo que en los comicios habría una participación del 100% , o incluso más”. Igor Borisov, de la comisión electoral central, quien por lo visto había tomado en serio la declaración del presidente, comentó que por motivos técnicos podría perfectamente ocurrir que se contabilizara más de un 100% de participación en las elecciones.

La magia y los votantes imaginarios hicieron acto de presencia en los comicios: resultó que la participación en las urnas fue de más del 95%. Los expertos dicen que aquellas personas no eran sino fantasmas, teniendo en cuenta que justo el día antes de las elecciones hubo un fuerte terremoto en la república. De acuerdo con los datos del Ministerio de Situaciones de Emergencia, un terremoto de 6 puntos en la escala de Richter, destruyó unas 400 casas, 12 personas resultaron muertas y otras cien gravemente heridas. La república no vio un terremoto de tanta fuerza desde 1974. Con todo eso, el distrito de Kurchalovski, uno de los más afectados, demostró el porcentaje más alto de votantes.

Debido al hecho de que no hay observadores internacionales ni periodistas que puedan constatar la veracidad de las elecciones, puede afirmarse que las autoridades, de nuevo, han ganado sobre la sociedad civil. Pueden hacer todo lo que quieran, y la oposición tan solo constata: “¡Es imposible cambiar nada!”.

Dzhambulat Are

Fuente: Fragmento del artículo publicado en Prague Watchdog


 

Última actualització